Miguel es un chico de 13 años, que está dejando el mundo infantil para entrar en la tan temida por los padres, adolescencia. Por eso, su dormitorio infantil ya no encajaba en sus gustos. Su madre, sabiendo de nuestra filosofía Low Cost, se puso en contacto conmigo para pedirme un cambio que no supusiese un gran desembolso económico. No quería cambiarlo todo, simplemente darle un nuevo aire juvenil, más acorde a su edad.

Después de conocer lo que buscaban ambos, conocer medidas, presupuesto y ver las fotos, me metí de lleno en el proyecto.

Así era el dormitorio antes:

PhotoGrid_1455891118592
Lo primero que quise eliminar fue la lámpara del Pato Donald, porque entendía que era lo más cercano a su tierna infancia. Otro elemento fundamental, los textiles. Simplemente cambiando la ropa de cama y cortinas, cambias totalmente un dormitorio. Por último, como cualquier chaval de su edad querría, era importante la decoración de las paredes y la adaptación del espacio a sus aficiones, los videojuegos.

1

Una silla adecuada, a la vez que chula, una estantería donde colocar libros y juegos y que sirviese a su vez de mesa para ver la tele y jugar con la Play Station, y unas lámparas de techo y estudio, eran todo lo que necesitaba Miguel para darle un aspecto nuevo a su dormitorio.

2

Los muebles eran de color azul y madera natural, y esto hizo que en un principio pensara en seguir estas tonalidades. Sin embargo, después pensé que necesitábamos un toque de color que destacara, y me decidí por el rojo.

3

El resultado lo veréis en cuanto se compren los muebles, pero los artículos recomendados fueron estos:

texto1texto5texto3texto2texto4

El presupuesto final? 460€, que unido al coste del proyecto, estaba incluso por debajo del marcado.

Lo mejor de todo? que a Miguel le encantó el proyecto…espero que a vosotros también.