Después de la resaca de los villancicos, los turrones, las cenas mil y las uvas a contrarreloj, empezamos el año con mucha ilusión, y haciendo memoria de todo lo vivido en 2014, que, entre otras cosas, me regaló la oportunidad de empezar este proyecto, aún en sus inicios, pero que continuará con la misma ilusión en 2015.
A ti, darte las gracias infinitas por estar ahí, porque si no, no tendría sentido.
Como inicio de año, os enseño mi abeto de Navidad, al que le quedan las horas contadas, y que espera con ganas a que llegue esta noche…bueno, la que espera con ganas soy yo!

Feliz 2015.  Sé feliz!!!!

arboll def